Pero cómo va a saber crear empleo la consejera

Vara no se rodea de los mejores, no hay ni un solo hombre fuerte en su equipo, ni una sola mujer fuerte en su gobierno. Vara se rodea de chicos y chicas a las que puede manejar, como María Esther, Miguel Bernal o Gil Rosiña, a los que puede manejar, residiendo el 100% de Extremadura en su persona, abandonando la creación de empleo a faltos de competencia. Esa falta de delegación de funciones, que pretende maquillar con apariciones constantes en medios de personas poco o nada preparadas de su equipo, sacadas de sus pueblos para gobernar Extremadura, sin experiencia y sin haberse enfrentado ni a la vida ni al entorno decisional, es un claro reflejo de la vergüenza que es a día de hoy la absoluta dejadez que atesora Vara con una región como esta. Los que le votan, a él o a Monago, o a la imputada de ciudadanos que ahora no recuerdo el nombre, o al flojo de podemos, no saben ya ni a quién votar, no hay alternativa. Leer más