Bré - Greystones railway

Rutas de hiking de un día desde Dublín

Dublín es una ciudad apasionante, no solo por su fortaleza tecnológica y financiera al ser uno de los hubs principales de Europa y del mundo esos sectores empresariales, sino también por su ubicación y sus atractivos pubs, míticos pubs con cientos de tipos de cerveza. Irlanda es un país apasionante en si, con sus 4 millones de habitantes dispersos por pequeños pueblos y una naturaleza exuberante y mística que te dejará con la boca abierta.

Dublín es también una ciudad cómoda, en el sentido de que los vuelos son baratos desde la mayoría de las ciudades europeas, e incluso desde USA en el último año 2018 ya que la aerolínea Aer Lingus ha abierto nuevas rutas con Nueva York. También desde Madrid o Lisboa vuelas por poco más de 15€, y al igual que ciudades como Lisboa o Amsterdam, el aeropuerto de Dublín está muy cerca del centro; por 5€ y 15 minutos estás tomando una cerveza o volando, depende de si llegas o te vas…

No voy a hablaros ahora de tecnología, de la sede de Google, ni del magnífico DogpathLabs que emana innovación e ingeniosos emprendedores con muchas ganas y los ojos muy abiertos a nuevos retos. Tampoco voy a hablaros del Trinity College y su historia, ni de la Guinness Storehouse, ni tampoco del Dicey’s o el The Bernard Shaw, lugares míticos y obligatorios en una primera visita. Esta vez voy a hablaros de cómo, desde Dublín, os podéis escapar una mañana a hacer un short day hike por alguno de los maravillosos pueblecitos que hay cerca de la capital.

Hay muchos de ellos, pero lo más sencillo es tomar alguna de las líneas de cercanías (DART), que tienen mucha frecuencia horaria tanto en uno como en otro sentido, y te recomiendo que comiences por la costa. Hay otros lugares tierra adentro, pero la costa es… ¡expectacular! Howth y Malahide, sin duda, conocidas salidas hacia el norte. Balbriggan más al norte si tienes ganas de irte más lejos y pasar el día entero por ahí. Y al sur… Bray, Greystones y Newcastle son tres buenas opciones.

En todos estos lugares puedes hacerlo de mañana o de tarde, aunque yo te recomiendo por la mañana, así te mueves un poco, disfrutas del tren que no va tan lleno y tras el hiking puedes buscar un pub donde relajarte un poco y recuperar el calor, comer un buen pescado, beber una buena cerveza y tomar un café (normalito, si buscas algo mejor puedes encontrar en Dublín sitios como RoastedBrown, AccensLounge o el que, para mi gusto, es uno de los mejores cafés de toda Europa, el inimitable 3FE).

También depende de si vas solo, en pareja o en grupo. Si vas solo puedes aventurarte por los cliffs de Howth, llegar hasta el famoso faro, y jugar con la muerte un poco, cuidado los días de viento porque te encontrarás a algún otro loco pero si pones un pie mal puede que jamás se vuelva a saber de ti; recuerda: nada de mochilas grandes, nada de zapatos que resbalen… te matas seguro, pura adrenalina malgastada.

Malahide es buena opción para ir en pareja porque suele haber ambiente en la pequeña plaza, con mercadillos de comida y productos típicos, y la store de al lado siempre tiene algún buen plato que puedes probar, degustaciones y demás… Y, por supuesto, acércate al castillo de Malahide, está relativamente cerca y merece la pena. Por último, ¿puedo hacer Malahide y Howth en un mismo día? La respuesta es si, no te ahorras mucho en el tren porque no puedes coger ida/vuelta (Howth se desvía la línea un poco, es una pequeña península) pero entre ambos lugares da para un día.

Al sur… te recomiendo un hiking con mucho encanto, de aproximadamente 10 kms, el que va entre Bray y Greystones. Lo puedes hacer en ambos sentidos y te encaja bien lo de coger tren ida/vuelta. Si empiezas en Greystones y acabas en Bray tienes mucho sitio moderno en el puerto para comer, muy cerca de un pequeño oceanario que hay, fish&chips con buenas vistas. Si lo haces de Bray a Greystones (para mi gusto este es mejor) tienes en el mismo pueblecito un irlandés, muy cerca del puerto, con chimenea, ventanal, rugby o fútbol en la tele, buena cerveza, buena atención y, sobre todo, ese relax de la Irlanda auténtica con sus vecinos allí metidos durante horas; puedes disfrutar del ambiente durante las horas que quieras, acompañar la charla mientras pruebas varios tipos de cervezas. La estación de tren está cerca y hay cafeterías muy originales en la calle principal también.

Pearson Station

Esto es todo, para saber más pincha en los enlaces que te llevarán a estos one day trips y te cuento un poco más de cada lugar. Una última cosa: el tren lo puedes coger en Tara St o Connolly Station, pero si te gustan los trenes como a mi, haz un alto en el camino en la Pearse Station, estoy seguro de que le encontrarás el encanto, que lo tiene y mucho.