Vara ha robado el espíritu

Tras casi dos años de parada, retomo hoy el blog. En parte, esta parada, fue motivada porque dejé vencer intencionadamente mi dominio (jmunozco.com) y alguién consideró que éste era demasiado importante, o le había dado demasiados descalientos de cabeza, como para comprar él propio, o ella propia, este mismo dominio y que yo no pudiese seguir escribiendo a menos que se lo recomprase. Cierto es que la liberación del mismo ha coincidido con la salida del PP de la JuntaGobex, pero no creo que tenga nada que ver, no creo que nadie sea tan absurdo como para quitarme un nombre de dominio, más que nada porque hay infinitas formas de renombrar tanto blog como redes sociales (jmunozco98.com, jemamunoz.com, jmunozcorb.com y otras muchas, muchísimas, variantes). En definitiva, se retoma en la misma dirección original pero por comodidad nada más, tranquilos.

Esta reapertura se va a centrar en los 4 ó 5 temas que me apasionan: fútbol, creatividad, biodiversidad, tecnología y economía. Intentaré, intentaremos, desentrañar un poco la complejidad de los mismos, bucear por ciertos arrecifes donde veremos maravillosos colores y adivinaremos ciertas especies como los tiburones, no por malos sino por simples integradores de los ecosistemas. Sirva la biodiversidad para encajar una metáfora de todo en su conjunto.

Antes de comenzar con otros temas en sucesivos días y con mayor profundidad, quiero hablar, cómo no hacerlo, de Vara y Monago. Y además es para terminar este primer post.

Me resulta tan ridículo que Vara, con un 25% de paro, se desplace a Villanueva a ver el partido del Barcelona… ¿quién eres tu para empañar un evento así? Es decir, unos chicos jóvenes, con toda la ilusión de enfrentarse al Barça, y en su propio campo, en su casa… Y… al día siguiente ¿quién aparece en los medios regionales? Si señor, Vara, el único que no tenía que aparecer. ¿Sabes que no hay que robar el protagonismo a quién se lo ha ganado con esfuerzo? Es lo que haces siempre, asomas tu cara en los más diversos saraos, y lo peor de todo es que no aportas, al contrario, restas. No ha sido en este mes de octubre la primera vez en la cual una empresa me comenta “y apareció Vara en el stand, ojalá no se hubiese pasado por allí, la verdad es que no tengo nada que hablar con él, prefiero que me deje trabajar y hacer contactos”. Literal. Tu vas, crees que aportas, que lo haces con buena intención… pero de intenciones no se vive. Y ya sabes cómo es este mundo de los negocios en regiones con un PIB bajo y una desigualdad un tanto alta: que los que ahora te saludan dentro de 10 minutos te están poniendo a caldo. Ándate con ojo de con quién te juntas.

Pero estos detalles no deben empañar lo importante: ¿te sientes orgulloso de que el Barcelona venga a jugar a Extremadura? No digo que no, yo también me siento orgulloso, los jugadores del Villanueva tienen mérito, y mucho; enhorabuena, dicho con el corazón. Pero lo que no se puede hacer es lo que tu haces Vara: destacar Extremadura como ejemplo de buena organización, de que el evento saliese bien. Pero tu… tu… lo tuyo no tiene nombre, tu no deberías ni siquiera estar en un cargo público pero ni en lo más elemental de la cadena. ¿En serio destacas eso? ¿Tu eres consciente de que no hay ningún equipo extremeño en LaLiga (primera división) y que eso NO es en absoluto motivo de orgullo? Deberías poner el acento ahí, en el esfuerzo del día a día, en el trabajo diario y en la integración del deporte en las escuelas, pero te dedicas a hacer creer a los niños y niñas extremeños y extremeñas que Extremadura es grande por haber organizado un partido de Copa sin incidentes. Eso es fomentar la mediocridad, es no tener objetivo alguno ni plantear futuro. “Chicos, ya sois los mejores, el Barça ha venido a vernos, tranquilos y no aspireis a más que con eso vale, qué grandes somos”; ese es el mensaje que lanzas cada vez que abres la boca para decir nada. Con eso no vale, hay gente muy válida aquí a la cual le matáis el talento día tras día entre tu y otros cuantos. Si te digo la verdad no me extraña, hay bibliotecas que se llaman “Rodríguez Ibarra” en vez de “Biblioteca Cervantes”, “Biblioteca Picasso” o “Biblioteca Dante Alighieri”. Vaya referente ponerle Ibarra a un lugar universitario, a lo que hemos llegado, a estar sin referentes culturales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario